Categorías
Nueva Etapa

La felicidad

Cuando yo era pequeña, la palabra felicidad apenas existía o al menos no se utilizaba con tanta frecuencia como ahora. Eso era cosa de artistas y reyes, el resto no podíamos aspirar a algo tan abstracto cuyo significado casi no se conocía.  Recuerdo al gran guionista Rafael Azcona en una entrevista contar que cuando él era pequeño y en su casa iban bien las cosas, estaban asustados porque aquello indicaba que algo malo estaba a punto de suceder.

Así era la vida en la oscura España anterior a la década de los ochenta, más o menos, cuando la felicidad se asoció por fin a la libertad de las personas.

Fuera de nuestras fronteras y mucho tiempo antes, a John Lennon, su madre le inculcó que lo importante en la vida era ser feliz. En la escuela un dia le preguntaron qué le gustaría ser de mayor, a lo que él contestó: Feliz. La maestra le dijo que no había entendido la pregunta y él contestó que ella no había entendido la respuesta.

Por desgracia, yo no tuve una madre como la de Lennon y crecí pensando que no lo merecía y  que aquello nunca estaría a mi alcance. Ni siquiera sabía de qué se trataba. Y aunque me sintiera muy desgraciada, eso era lo normal y no había solución.

Ahora entiendo que la felicidad es un estado de ánimo, un sentimiento, pero sobre todo una actitud. Y que el que no es feliz es porque no quiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *